Cómo gestionar el estrés

Por Ernesto Jiménez · 17 mayo, 2012
Publicado en Opinión

Gestionar el estrés es algo que nadie me enseñó ni en la facultad ni en ningún seminario y creo que es una habilidad crucial para trabajar bien. El estrés destruye la creatividad, las buenas prácticas y hasta los buenos modales. Si no lo controlas, puede convertirte en un ogro o en un alma en pena depresiva o, peor, en un ogro depresivo.

Con los años, lo normal es descubrir los métodos que mejor nos funcionan, cada uno tiene sus técnicas para manejar el estrés. Como en otros muchos aspectos lo ideal es la prevención. Creo que es conveniente incorporar una serie de hábitos a nuestro día a día que nos impidan llegar al límite de nuestras posibilidades. El estrés puede crecer casi sin que nos demos cuenta, con el peligro de que sea demasiado grande cuando lo percibamos y poco podamos hacer para lidiar con él.

Bici

Antes la usaba a diario como medio de transporte para ir al trabajo. Ahora que trabajo demasiado cerca de casa me despierto bien temprano y aprovecho para hacer unos cuantos kilómetros por el paseo marítimo antes de desayunar. Esta rutina me pone en activo y me prepara para el día de trabajo. La práctica de ejercicio me facilita la concentración y noto que mejora la productividad.

El mar

No me refiero a ir a la playa en verano con miles de turistas, eso crea estrés. Me refiero a un paseo por la playa en invierno o en horas de poca afluencia de bañistas. En muchas ciudades costeras es la manera más rápida de estar cerca de la naturaleza y de tener una visión sin edificar. El sonido es relajante y la brisa es perfecta para despejarte.

Yoga

He practicado yoga una temporada y, sin entrar en misticismos, realmente ayuda. Aprendí a respirar y a entender señales que me mandaba el cuerpo, sobre todo mi espalda, siempre tan sufrida. Te hace ser muy consciente de tu propio estado. Estás trabajando y enseguida te das cuenta de que la postura que adoptas no es la correcta y la corriges. Acabas el día más descansado. Además vas liberando tensión frecuentemente gracias al aprendizaje de las respiraciones.

Tocar en una banda (el nuevo yoga)

Hay quien va al gimnasio a descargar adrenalina en spinning (creo que sólo se pierde agua) o en body pump (esto mola más, sobre todo ver cómo sueltan lastre los primerizos a los pocos minutos). Hay quien hace taekwondo o wushu y machaca sus problemas contra el tatami. A mí tocar en una banda es lo que me funciona. Una vez a la semana, mejor hacia el final, quedas con amigos, tomas unas cervezas y dejamos que la música nos libere de nuestras cargas.

Leer

Igual que tengo una rutina para el principio del día, la bici, me gusta acabar la jornada con un rato de lectura. A diferencia que ver la tele, leer realmente te ocupa la mente en otras cosas que no sean el trabajo o aquello que te preocupe.

Una ducha (bloqueo)

Desde que empecé a trabajar las mejores ideas las he tenido en la ducha. No sé qué proceso psicológico explicará este fenómeno pero así es. No sólo ideas creativas también soluciones a problemas a los que hemos dedicado horas e incluso reuniones han surgido mientras me daba una ducha. No es probable que en la agencia te dejen hacer brainstormings en la ducha pero sí puede ser una buena idea digerir las ideas alumbradas en reuniones bajo el agua. A mí me ha funcionado.

Sé que esta entrada y la de trabajar desde casa no están directamente relacionadas ni con el diseño gráfico ni con el desarrollo web pero son aspectos que considero muy importantes en la práctica del trabajo. Si algo he aprendido llevando mi propio negocio es que uno empieza porque le gusta el diseño y piensa que se va a dedicar en cuerpo y alma a diseñar pero lo cierto es que las labores de gestión consumen muchísimo tiempo (más del que cabría imaginar). Por eso también tiene cabida en este blog esta parte más administrativa o de gestión de la actividad. Espero que también os resulten interesantes estas historias.

Entradas relacionadas

Aprender a delegar
Los peligros de trabajar desde casa

¿Te ha gustado el post? Puedes seguirme en Twitter o en Facebook donde seguimos hablando de estrategia de contenidos y marketing digital