Descubrir vs buscar, aparecer en el momento inesperado

Es genial que tu contenido aparezca como resultado cuando alguien busca en internet. Solo que para buscar, uno debe saber qué quiere encontrar.

Hay dos caminos que llevan al contenido de tu marca: la búsqueda y el descubrimiento. Dos recorridos diferentes, dos consumos diferentes, que influyen en la percepción de tu mensaje.

Seguro que te preocupa mejorar tu SEO, que te encuentren mejor pero ¿te has preocupado por cómo ser descubierto? ¿Cómo llevar tu contenido a esos que no saben aún lo que buscan?

Diferencia importante: el saber

Lo hemos dicho arriba: la persona que busca sabe qué está buscando. Puede que no tenga un conocimiento preciso pero sí una idea de lo que espera encontrar. Cuando lo encuentre, lo sabrá. 

Si buscar implica saber, descubrir implica revelar (desCUBRIR lo que estaba cubierto). Es ver lo que está oculto, lo que no se conoce. Lo que no se sabe qué existe siquiera.

El foco de la persona que busca es estrecho y preciso. Su objetivo es claro. Encontrar una respuesta, una solución, un dato… Es la famosa Intención de búsqueda, clave en las estrategias de SEO y contenido. 

Es maravilloso trabajar el descubrimiento y despertar el interés de nuestra audiencia cuando aún no nos están buscando.

¿El SEO nos prepara para ser encontrados mejor pero quién nos ayuda a ser descubiertos mejor?

Somos conscientes de los beneficios del SEO. Quizá no conozcamos tanto el poder de ser descubiertos. Trabajar nuestra capacidad de ser descubiertos nos ayuda a establecer relaciones más llenas de sentido con una audiencia que aún no nos conoce.

La supervivencia de plataformas como Instagram o Twitter depende en parte de facilitar el descubrimiento. Netflix tiene un algoritmo que te recomienda series y películas según tus gustos. No las buscas activamente. Incluso Instagram te muestra fotos y videos cortos antes de que hayas escrito nada en su panel de búsqueda . 

Al mostrar un contenido atractivo y afín a la persona que acaba de descubrirnos estamos construyendo una relación basada en la curiosidad satisfecha. Y si consigues despertar la curiosidad de alguien estás ganando fidelidad.

Cabe otra pregunta, ¿puede nuestro contenido ayudar a descubrir otros contenidos?

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra capacidad de ser descubiertos?

La primera opción es convertirte tú mismo en «descubridor» de tu propio contenido. Sin importar el origen de tu lector (haya venido por búsqueda o haya venido por descubrimiento), puedes ayudarle a descubrir nuevo contenido. Tienes dos opciones: mostrar contenido relacionado (ojo, relacionado no random) al final de un artículo e insertar enlaces internos dentro del propio texto. El problema de la primera opción es que su efectividad ha caído bastante con la inmunidad a banners. La segunda opción es más orgánica y proporciona una experiencia de lectura continuada. 

El objetivo es ampliar el user journey de la audiencia con contenido relevante.

Muestra contenido relevante para desvelar lo oculto, crear conexiones nuevas, explorar lo que no se sabe que existe

También puedes hacerte «descubridor» de contenido de otros. Esto es curación de contenidos. Siendo «content curators» ayudas a tu audiencia a descubrir nuevas ideas interesantes. Es importante que ofrezcas contexto al hacer curación de contenidos. Explica por qué te parece interesante para tu audiencia. No te pierdas esta charla de Maria Popova en el MoMA sobre la curación de contenidos.

Puedes pedir a otros que te ayuden a ser descubierto. Es lo que haces cuando invitas a que compartan tu contenido o que reenvíen un email de tu lista a alguien que le pueda interesar.

Otra forma de que te descubran es con campañas de anuncios en redes. Así muestras tu contenido a personas interesadas. Ya sabemos que las redes dependen de ofrecer contenido relevante. Esto mismo sirve para plataformas de contenido relacionado como Outbrain o Taboola.

Ten el radar siempre encendido. Dice Macià en su libro Estrategias de Marketing Digital: «Identificar temas de interés para nuestros clientes, que les podrían ayudar en su trabajo o a extraer mayor provecho de los productos adquiridos, es una vía segura para premiarles»

La fuerte conexión de despertar la curiosidad

Queremos inspirar, fidelizar, mostrar nuevos contenidos a nuestra audiencia. Ayudar a nuestros lectores a explorar nuevas ideas, a relacionar conceptos para llegar a sitios inexplorados. En definitiva, a ver lo que está oculto. A iluminar un camino que no sabían que existía antes de llegar a nosotros. Nada hay más estimulante que despertar la curiosidad.

Crea contenido que muestre la voz de tu marca, sé creíble, conecta, habla el mismo lenguaje que tu audiencia y darás los primeros pasos para romper las barreras del descubrimiento y conectar a un nivel más emocional con tu público. Una vez más es clave conocer muy bien a tu audiencia. Se trata de construir relaciones más profundas con la persona que interactúa con tu marca. Es mucho más que dar la respuesta correcta a una pregunta.


Y hablando de descubrir y encontrar, en redes me encuentras en TwitterLinkedIn o Instagram y, si te gustan estos artículos te invito a que te suscribas a mi lista de correo en la que trato estos temas con un ángulo más personal.


Referencias

Macià, Fernando. Estrategias de Marketing Digital. Ediciones Anaya Multimedia, 2019.

Photo by Noble Mitchell on Unsplash

¿Te ha gustado el post? Puedes seguirme en Twitter o en Facebook donde seguimos hablando de estrategia de contenidos y marketing digital