El chuletario, una de mis herramientas básicas

Por Ernesto Jiménez · 2 noviembre, 2011
Publicado en Recursos

Hoy os quiero hablar del chuletario, una herramienta muy útil que me descubrió mi mujer hace unos años.
Ella es agente de viajes y trabaja con un complejísimo sistema de cientos de instrucciones que debe teclear para gestionar las reservas de vuelos. Las acciones más comunes no son problema, las usa casi a diario y son tareas más sencillas. Pero hay otras muchas operaciones que debe hacer, quizá no con tanta frecuencia pero indispensables en cualquier caso, que exigen la introducción de comandos más extraños y la ejecución de consultas más sofisticadas (lo de las siglas de los aeropuertos es un chiste al lado de las líneas que deben introducir).
A lo largo de los años ha ido recogiendo en una agenda aquellas instrucciones especiales que le han supuesto alguna dificultad o que tienen una sintaxis especial. De esta forma cuando vuelve a encontrarse con un problema que ya resolvió en el pasado sabe dónde puede encontrar las palabras mágicas que resolverán la situación. Ella llama a esta agenda el chuletario y yo, viendo lo efectivo que le resulta, decidí hacerme también mi propio chuletario de diseño web.

Yo uso una libreta naranja con espiral, la más barata que encontré. Desde luego no podemos decir que sea alta tecnología pero para mí es más útil que tener cientos de archivos php en una carpeta. He probado de todo: aplicaciones desarrolladas para administrar trozos de código, archivos por carpetas, funciones pegadas en correos electrónicos, servicios en internet como el fantástico sitio Codesnipp.it, notas en Evernote, etc.

Hay otras opciones, pero ésta es la que a mí me funcionaMe cuesta mantener todo organizado así que un lugar físico en el que escribir mis funciones ha resultado ser lo más productivo. Si quiero revisar la función que cambia la pantalla de acceso a la administración de WordPress, por ejemplo, busco en mi chuletario la sección de WordPress y ahí la encuentro.

Detalle

Escribir a mano toda la función parece un coñazo –y lo es– pero prefiero invertir un poco de tiempo en hacerlo que copiar y pegar rápidamente el código en un sitio que sé que nunca voy a volver a ver.

Tengo dividido el cuaderno en varias secciones:

PHP & MySql

HTML5 & CSS

WordPress

jQuery & JavaScript

PrestaShop

Últimamente he probado otros dos sistemas que pueden ser muy útiles para diseñadores más organizados. Uno es el sitio Codesnipp.it desarrollado por Amber Weinberg. A medio camino entre un Delicious personal y una red social es una aplicación web en la que podemos subir nuestras partes de código y añadir etiquetas y una descripción. Además permite el comentario de los demás usuarios, lo que nos puede ayudar a mejorar nuestros códigos.

Captura del sito codesnipp.it

Otro método que me ha parecido interesante es el de sistema de notas online Evernote. Ahí podemos crearnos diferentes libretas, en mi caso crearía una libreta por cada categoría y crearía después tantas notas como trozos de código queramos.

Al principio pensaba que para qué iba a querer apuntar en ningún sitio, ni real ni virtual, las funciones o códigos de nada si todo está en internet. Qué inocente. Los años me han enseñado que no hay nada como tener bien catalogada la información. Cada uno tiene sus métodos. El mío es bien sencillo, una libreta. Otro día os enseño algunas de las recetas que llevo conmigo en mi chuletario.

El chuletario a dobe página

¿Te ha gustado el post? Puedes seguirme en Twitter o en Facebook donde seguimos hablando de diseño web