El poder de la constancia en la creación de contenidos

Por Ernesto Jiménez -  
11 Feb

2021

La constancia es poderosa. Te hace imparable. "Es la constancia y la disciplina y no la capacidad intelectual la que hace que seamos eficaces", dice Sönke Ahrens en How to Take Smart Notes.

Desarrollar y ejecutar un plan de contenidos para tu marca o proyecto es una carrera de fondo. No es publicar un artículo en tu blog un día y al mes abandonar porque nadie lo leyó. Desarrollar un proyecto, construir una audiencia, una comunidad es una tarea que lleva años.

La constancia es la diferencia entre alcanzar el éxito con tu estrategia de contenido o perder la fuerza antes de alcanzar resultados..

Al ser constante creas una relación con tu audiencia. Una relación en la que las expectativas están claras. Tú sabes cuándo tienes que publicar y el resto cuándo podrán leerte o escucharte o verte. No quieres decepcionar a quienes quieren saber de ti.

La constancia es una promesa. Con tu audiencia y contigo misme.

Cómo ser constante

Sé constante. Es un enunciado simple. Fácil de entender. Te sientas y trabajas. Escribes, hablas, editas, publicas. Ya está, no hay más. ¿Entonces por qué es tan difícil ser constante durante un tiempo prolongado?

Encontramos dificultades:

Empiezas con mucho ímpetu y esperas resultados rápidos. Gestionar tus expectativas es la primera clave para que permanezcas en la carrera. Es muy raro conseguir resultados en muy poco tiempo.

  • Lo habitual es ver un crecimiento natural, paulatino y más o menos constante. Tiene mucho que ver con eso que llaman interés compuesto los que saben de números y que no es otra cosa que ir haciendo una gran bola granito a granito.

Que algo sea sencillo en su planteamiento no significa que no requiera esfuerzo. Correr 200 metros a paso a ritmo suave está al alcance de muchos. Hacerlo durante 42 kilómetros no. Crear contenido de forma constante requiere energía mucho tiempo.

Necesitarás ideas. Muchas. La buena noticia es que hay un montón de recursos para que no te quedes nunca sin ideas. El simple hecho de ser constante, de sentarte y escribir cada día, es algo que te ayudará a encontrar nuevas ideas. No escribes cuando tienes ideas, escribes para tener ideas.

Si tienes claras tus expectativas y asumes que este viaje es largo ya partes de un buen lugar.

En el episodio "The Secret to Creative Success" del podcast de The Aux relacionan esta perseverancia con un juego. Los que participan se cuelgan de la barra de dominadas y el último que queda colgado gana. No hay que hacer siquiera las dominadas. Se trata de aguantar. Te recomiendo que lo escuches, es muy inspirador.

Estas claves te ayudarán a conseguir la constancia que necesitas:

  • Define una frecuencia razonable. Piensa sinceramente en la frecuencia con la que te puedes comprometer. Si no puedes publicar todas las semanas, márcate un objetivo realista. Sé que es ideal publicar todas las semanas pero también sé que ahora mismo no tengo la capacidad para ese compromiso. Así que publico un artículo cada dos jueves (y una edición de Uveúno, mi newsletter cada dos viernes).
  • Crea el hábito. Busca el lugar y el momento en tu día que dedicarás a la creación del contenido. Defínelo de la forma más clara posible: todos los días voy a levantarme media hora antes y escribir en la mesa de la cocina antes de desayunar, o después de trabajar me voy a poner una copa de vino y voy a escribir en la mesa del comedor. Lo que sea que te funcione.
  • Ten un plan y una nevera. No vayas a contrarreloj. Planifica cuáles serán los próximos 3 o 4 contenidos. Trabaja en lotes si puedes (escribir, revisar, grabar, editar). Ten una nevera de contenidos. Si ocurriera algún imprevisto insalvable, tendrás material que ofrecer. Tener esto te quita la ansiedad y disfrutarás más (y crearás mejor contenido).
  • No lances todos los canales a la vez. Es probable que si sientes el ímpetu inicial del que hablábamos arriba quieras publicar un blog, una newsletter, tener un podcast, un canal de YouTube, además de promocionar todo en redes sociales. Salir en muchos canales a la vez hará que tu impacto sea menor. Es mejor centrarte en construir una audiencia en uno o dos canales e ir ampliando conforme vayas afianzando canales.

Anne Lammot cuenta en su libro Bird by bird cómo su hermano había dejado un trabajo sobre pájaros para el colegio hasta el último día. Había tenido tres meses pero no hizo nada. La noche antes, en la mesa de la cocina estaba a punto de llorar al ver todo lo que tenía que hacer. Su padre le dijo: "pájaro a pájaro, colega. Hazlo pájaro a pájaro".  

Crear contenido puede parecer una tarea abrumadora. Se trata de ir pájaro a pájaro. Paso a paso.

Te puede interesar

Uveuno es un boletín una newsletter sobre que explora la intersección entre creatividad tecnología, producto y comunicación marketing.

© Ernesto Jiménez, 2011 - 2021
Sobre míPolítica de privacidad
Lee el artículo completo