Toma mejores decisiones

Por Ernesto Jiménez -  
14 Jan

2021

¿Es posible tener un sistema que te garantice tomar las mejores decisiones posibles en tu equipo, empresa o proyecto? Según Ray Dalio, si decides qué hacer con una votación o siguiendo lo que dicta el cargo más alto estás tomando decisiones de baja calidad.

En su libro Principios, Ray Dalio describe el sistema que usa para tomar las mejores decisiones posibles. Lo llama meritocracia. Ha diseñado e iterado el proceso durante años en Bridgewater, su empresa de inversiones.

En sus propias palabras:  

Una meritocracia de ideas es un sistema de toma de decisiones ponderado por la credibilidad de las personas.

Vamos a detenernos en esta definición. Hay dos claves, una, cuando dice "ponderado" y la otra es credibilidad. Ponderar es modificar el valor de algo según su importancia relativa. Y esa variable es la credibilidad.

¿Y qué es esta credibilidad?

Ray Dalio precisa que tienen más credibilidad los que han tenido éxito y pueden explicar la relación causa-efecto de sus decisiones.

Se da más peso a las opiniones de las personas más capaces que a aquellas que lo son menos. Las opiniones más creíbles son las de los que:

  • 1. han realizado repetidas veces y con éxito aquello de lo que se trate (acción)
  • 2. pueden explicar lógicamente las relaciones de causa-efecto que sostienen sus conclusiones (comunicación)

Es interesante esta doble faceta y la importancia que le da al saber comunicar las  ideas.

Imagina que en tu equipo están Esteban y Pedro. Esteban piensa que un problema debe solucionarse haciendo A y Pedro piensa que debe solucionarse haciendo B. En una votación democrática ambas opciones tienen el mismo valor. En la meritocracia de ideas aplicaríamos la ponderación. Esto es, vamos a dar más o vamos a restar viabilidad en función de una variable: la credibilidad de las personas. La credibilidad de cada persona varía según el tema que se esté debatiendo. Si Esteban es especialista en Webflow y Pedro en Instagram, la opinión de Esteban tendrá más valor si el tema es Webflow que la de Pedro. Al revés si la decisión es sobre estrategia en Instagram.

La meritocracia de ideas en la práctica

En Bridgewater, la empresa de Dalio, votan en las reuniones las decisiones que haya que tomar. De cada votación obtienen dos resultados. El primero es el resultado de la votación en la que todos tienen el mismo peso (votación democrática) pero también obtienen, usando lo que llama Recolector de puntos, el resultado de los votos ponderados por credibilidad.

Si ambos resultados concuerdan (democrático y ponderado) el asunto se considera resuelto y se sigue adelante. Si difieren, votan de nuevo. Si sigue la discrepancia, entonces se da prioridad al voto ponderado.

Meritocracia y cultura

La meritocracia de ideas está íntimamente vinculada a la cultura de la organización. Es uno de los pilares para mantener una cultura excelente.

Una cultura excelente saca a la luz los problemas y los resuelve adecuadamente. Además persiguen la innovación: desarrollar cosas nuevas y excelentes. Para conseguir esto, hay dos pilares:

  • la meritocracia de ideas
  • la transparencia radical

Ambos aspectos se refuerzan el uno al otro.

Libertad de opinar, preguntar y aprender

Para tomar las mejores decisiones es necesario que las ideas puedan circular con libertad y que todos puedan expresarse sin miedo a la discrepancia.

Ray Dalio se proclama enemigo de las vaguedades y de las generalidades. Así cuando alguien dice "Creo que X", Dalio apunta que debemos preguntar: "¿Qué datos estás usando? ¿Qué razonamiento has utilizado para llegar a esa conclusión?"

Decisiones, errores y egos

Aún cuando sigas los procesos de ponderar según credibilidad, tomarás decisiones erróneas. Las personas no somos perfectas. El sistema persigue un diseño que consiga buenos resultados aunque las personas cometamos errores. La meritocracia de ideas nos ayuda a separarnos de subjetividades, vaguedades o impresiones. Nos hacer ser más objetivos y pensar con la cabeza más fría. Esto trae una gran ventaja, facilita que se puedan tomar decisiones impopulares pero necesarias.

Tener en cuenta la experiencia y talentos de cada uno para priorizar unas visiones sobre otras. Sin dramas, sin lucha egos. Se trata de tomar las mejores decisiones, no de ganar la discusión

Referencias

Dalio, Ray. Principios. Editorial Planeta, 2018.

Photo by Florian Schmetz on Unsplash

Te puede interesar

No items found.

Uveuno es un boletín una newsletter sobre que explora la intersección entre creatividad tecnología, producto y comunicación marketing.

© Ernesto Jiménez, 2011 - 2021
Sobre míPolítica de privacidad
Lee el artículo completo