Hasta la vista, IE8

Por Ernesto Jiménez · 1 abril, 2014
Publicado en Opinión

Bye bye, Internet Explorer 8

Bye, bye. Sayonara. Adiós, que te vaya bien, Internet Explorer 8. Ha llegado la hora de despedirnos, para siempre. Tú te quedas aquí y yo sigo hacia adelante, sin mirar atrás. Seré sincero: no creo que te eche de menos.

Oficialmente dejo de dar soporte para Internet Explorer 8. ¿Y esto qué significa? Pues básicamente que dejará de ser un quebradero de cabeza si responde bien al responsive o no o si reproduce correctamente las propiedades de CSS3. Se acabó el sudor frío después de haber maquetado una página y darte cuenta de que ya no puedes retrasar más el momento de enfrentarte a la verdad: abrir VMWARE y cargar el maldito IE8. No quiere decir esto que los sitios web que haga a partir de ahora no puedan ser vistos en este navegador arcaico. De hecho con la aproximación mobile first se verán decentemente pero sin los añadidos que mejoran la experiencia de los usuarios en otros navegadores más modernos. Los motivos para dejar atrás a este señor mayor son varios.

Es un navegador anticuado

Estamos hablando de un un navegador que se lanzó hace cinco años. Esto, en tecnología, es mucho tiempo. Es un programa viejo y anticuado. Su adopción de estándares es bastante pobre, la gran parte de los módulos de CSS3 y de los elementos de HTML5  son chino para él.

Microsoft ha publicado varias versiones más modernas

El fabricante de IE8, Microsoft, ha publicado la versión 11 del navegador. Si usas IE8 vas 3 versiones por detrás de la actual. Te estás perdiendo una internet mucho más interesante. Hace mucho que dejé la conducta infantil de demonizar a Internet Explorer. Sus versiones más modernas son más que decentes.

¿Pero quién usa en 2014 IE8?

De todas las visitas que he recibido en mi sitio durante los tres primeros meses de 2014, solo el 5,90% de usuarios navegaron con Internet Explorer (en cualquiera de sus versiones). El porcentaje de usuarios que lo hicieron con la versión 8 ascendió a la friolera del 1,01%. Aunque quiero a todos mis lectores por igual, uno de cada cien visitantes no justifica el sacrificio en features que implicaría diseñar para IE8. No ignoro que la audiencia de un sitio web sobre diseño web no es la misma que la de otros sitios. Aún así, en España, estaríamos en torno al 3-4% de usuarios que navegan con IE8. Una cifra residual que, probablemente, responda a trabajadores navegando desde sus navegadores corporativos (en unos sistemas muy restrictivos por paranoia medidas de seguridad).

¿Existe eso de «soportar navegadores»?

Con un universo inmenso de navegadores, sistemas operativos y dispositivos los posibles entornos plantean un horizonte prácticamente inabarcable. Por eso, cabe preguntarnos si tiene sentido eso de «soportar» tal o cual navegador. Nuestra obligación como diseñadores es entregar productos que cumplan su función sin importar de qué manera el usuario ha accedido a nuestro contenido. La clave está en ofrecer la mejor experiencia posible según la configuración disponible de nuestros usuarios. Dejar atrás a IE8 implica no descartar alguna funcionalidad solo porque  ese navegador no vaya a ser capaz de mostrarla igual de bien que en otros más modernos. IE8, no es nada personal. Simplemente ha llegado la hora de avanzar.

No sé, ¿tú qué piensas? ¿Ha llegado la hora de seguir adelante? ¿Ves aún precipitada esta decisión? ¿Quizá ya ignoras a IE9 también?

¿Te ha gustado el post? Puedes seguirme en Twitter o en Facebook donde seguimos hablando de diseño web